Consejos básicos a continuar para limpiar las chapas de bronce en una puerta

Debido al pase de los años, y el empleo incesante, el pase de pintura o barniz que están pegados en las chapas de las puertas acostumbran a dar un aspecto de mal cuidadas, sobre todo cuando compramos una vivienda de segundo uso o alquilamos un piso. El punto es que a nosotros nos gusta que nuestras cosas estén en buenas condiciones, en el artículo te daré unos consejos muy sencillos de limpiarlas sin dañarlas ni deteriorarlas.



Consideremos que por norma general, las chapas están hechas en su mayoría de bronce o en algunos casos de aluminio, ambos son metales vistosos que vale la pena restaurar; no obstante si los limas y no los tratas de forma cuidadosa pueden dañarlos irreversiblemente.
Si necesitas mas información o bien te gusto nuestro blog puedes ver aquí mas publicaciones...
Para adoptar un método menos invasivo, pero eficaz; debemos como primer paso, adquirir algunos implementos y materiales: disolvente de pintura, guantes de goma, lentes protectores, brocha de 1/4, unos trapos (preferible de algodón), cinta para pintar, bolsas de plástico, pulidor (del que se emplea en autos), una herramienta para pulir y laca aerosol transparente (color neutro, sin tinte).

Lo primero a realizar es cubrir el área que se halla al lado de la placa de la puerta, para lo cual empleen plástico y un poco de cinta para pintar (esto lo hacemos en caso de no saber cómo retirar la chapa), de esta manera evitaremos manchar el terminado de nuestra puerta. Al finalizar el proceso precedente, debemos aplicar el disolvente utilizando una brocha pequeña, al hacerlo debemos contrastar y tener mucho cuidado que el entorno este bien ventilado, asimismo emplear guantes, mascarilla protectora, por lo que el removedor de pintura es perjudicial y puede ocasionar quemaduras en la piel.
Después de unos minutos de espera, retirar el disolvente y veremos que la pintura se levanta por si sola de la superficie sin esfuerzo.



El proceso siguiente consiste en emplear el pulidor, el que deben aplicar sobre la superficie y pulimentar todo con una herramienta eléctrica (puede ser una multipropósito Dremel, con la escobilla No 404), terminado el pulido, adecentar con el paño de algodón frotando vigorosamente. Si no tienen una herramienta de pulir, lo pueden hacer a mano remojando primero una pule grano cero en agua y trabajando con ella, va a hacer las veces de la escobilla pulidora.

Finalmente limpiar y poner la laca spray, que sirve para proteger el metal preservando el brillo por mucho tiempo.

Nota de seguridad: No olvidar que tanto para pulimentar, taladrar o bien cortar con herramientas eléctricas se debe usar lentes de protección singulares, de igual modo al momento de aplicar los disolventes haga clic para obtener mas informacion deben usar guantes de goma, en tanto que estos líquidos son peligrosos para la piel. Por ningún motivo inhalar estos componentes son perjudiciales para la mucosa.



Tags: restaurar, chapas, puerta, aluminio, bronce, eléctricas, herramientas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *